El Museo Nacional de Brasil resurge gracias a un gran donativo


Los angeles noche del 2 de septiembre de 2018, un incendio arrasó el Museo Nacional de Brasil, devastando los angeles institución científica más antigua del país y uno de los museos más grandes e importantes de Sudamérica. El 7 de mayo, los angeles institución anunció que recibió una importante donación de fósiles brasileños antiguos para ayudar a reconstruir su colección antes de su reapertura, que está programada para 2026.

Burkhard Pohl, coleccionista y empresario suizoalemán que tiene una de las mayores colecciones privadas de fósiles del mundo, ha entregado al Museo Nacional unos 1100 ejemplares, todos ellos originarios de Brasil. Hasta el momento, esa donación es los angeles mayor y más importante contribución científica a los angeles exertions de reconstrucción del museo luego de que el incendio ocasionó los angeles pérdida del 85 por ciento de sus casi 20 millones de especímenes y artefactos.

Los angeles iniciativa también devuelve un tesoro científico a un país que, con frecuencia vio cómo su patrimonio herbal desaparecía y se iba al extranjero; asimismo, presenta un posible modelo mundial para construir un museo de historia herbal en el siglo XXI.

“Lo más importante es mostrarle al mundo, dentro y fuera de Brasil, que estamos uniendo a personas particulares e instituciones públicas. Queremos que otros sigan este ejemplo, si es posible, para ayudarnos en esta tarea realmente hercúlea”, declaró Alexander Kellner, director del Museo Nacional.

Mucho más que las exposiciones públicas que albergan, los museos de historia herbal salvaguardan el patrimonio científico y cultural del mundo para las generaciones futuras. El incendio de 2018 destruyó todas las colecciones de insectos y arañas del museo, así como momias egipcias que había comprado los angeles antigua familia imperial brasileña.

See also  Historical past, Kindness, and the Nice Evolutionary Faunas — Extinct

Las llamas también consumieron más del 60 por ciento de los fósiles de los angeles institución, incluidas partes de un espécimen que los científicos utilizaron para identificar al Maxakalisaurus, un dinosaurio brasileño de cuello largo. Los nuevos fósiles donados incluyen plantas, insectos, dos dinosaurios que quizá pertenezcan a especies nuevas y dos cráneos de pterosaurios, los reptiles voladores que sobrevolaban a los dinosaurios. Los angeles donación también incluye fósiles que ya fueron estudiados, entre ellos el enigmático reptil Tetrapodophis, que en 2015 se identificó como una “serpiente de cuatro patas”, pero que ahora se cree que es un lagarto acuático.

Pohl, que procede de una familia de coleccionistas de arte, minerales y fósiles, dijo que sus donaciones pretendían contribuir a que el Museo Nacional de Brasil dispusiera de una colección completa y accesible del patrimonio fósil de ese país.

“Una colección es un organismo. Si está encerrada, está muerta; necesita vivir”, expresó Pohl en una entrevista.

Los huesos ofrecen instantáneas de lo que fue los angeles vida, hace entre 115 y 110 millones de años, en lo que hoy es el noreste de Brasil, cuando los angeles región generation un humedal salpicado de lagos frecuentemente inundados por un joven y creciente océano Atlántico. Con el tiempo, estas antiguas masas de agua originaron las formaciones de Crato y Romualdo, depósitos de piedra caliza de los angeles cuenca de Araripe donde ahora se excavan canteras en busca de materia prima para fabricar cemento. Entre las rocas se esconden fósiles impecablemente conservados, algunos de los cuales se formaron cuando los cuerpos de las criaturas se cubrieron rápidamente de lodo microbiano a lo largo de las antiguas costas y luego quedaron enterrados. Los fósiles de Crato se aplastaron como flores prensadas; los de Romualdo quedaron sepultados en nódulos de piedra.

See also  A Dicraeosaurus Scale Drawing is Commissioned

Desde 1942, Brasil considera los fósiles como propiedad nacional y prohíbe rigurosamente su exportación comercial. Sin embargo, durante décadas, los fósiles brasileños de las formaciones Crato y Romualdo han circulado por el mercado mundial de fósiles y se han vendido a museos y colecciones privadas de todo el mundo, incluida los angeles de Pohl.

Los paleontólogos brasileños que se mostraron encantados con el regreso de los fósiles a su país de origen destacaron las oportunidades de investigación y formación que representan, y el precedente positivo que podría ser para otros donantes. “Es muy positivo demostrar a otros coleccionistas que las cosas se pueden hacer de manera amistosa”, afirmó Taissa Rodrigues, paleontóloga de los angeles Universidad Federal de Espírito Santo.

Las semillas de los angeles donación de Pohl se plantaron en 2022, cuando Kellner conoció a Frances Reynolds, fundadora de una organización brasileña sin fines de lucro llamada Instituto Inclusartiz. Reynolds rápidamente acogió los angeles misión de reconstruir las colecciones del Museo Nacional y contactó a una pink de coleccionistas para conseguir préstamos y donaciones a largo plazo.

“Si las personas podemos ayudar y no lo hacemos, entonces no puedo esperar nada de nadie más”, dijo Reynolds. “Ha sido mucho trabajo, pero una experiencia increíble”.

Reynolds se enteró de los angeles colección de fósiles de Pohl a través de su hijo, que gestiona las galerías propiedad del Grupo Interprospekt de Pohl, una empresa de fósiles y gemas con sede en Suiza. Tras un año de negociaciones, los fósiles se enviaron a Brasil en 2023; están alojados en instalaciones provisionales hasta que se restaure el edificio main del museo.

Además de los fósiles, el Museo Nacional se ha asociado con el Grupo Interprospekt para llevar a cabo investigaciones conjuntas en Estados Unidos. El verano pasado, un grupo de seis paleontólogos y estudiantes brasileños viajaron a Thermopolis, Wyoming, donde Pohl tiene un museo privado de fósiles. Allí, el equipo brasileño ayudará a excavar en busca de fósiles que más tarde podrían formar parte de las colecciones del Museo Nacional.

See also  Tremendous Brilliant Blue Feathered Deinonychus Digital Style

Kellner y Reynolds están solicitando activamente donaciones y colaboraciones, y las instituciones internacionales están respondiendo al llamado. El año pasado, el Museo Nacional de Dinamarca donó un manto rojo de plumas de ibis escarlata fabricado por el pueblo tupinambá de Brasil, uno de 11 objetos únicos de este tipo que quedan en el mundo. El museo también está colaborando estrechamente con los grupos indígenas de Brasil para reconstruir las colecciones etnográficas del museo.

“Esto podría ser un punto de inflexión importante. En realidad, es algo importante para el futuro de nuestro pueblo”, dijo Kellner.


Leave a Comment